Ciclismo

Usted está aquí

Bicicleta de Montaña

Incontables kilómetros de caminos de polvo y veredas que atraviesan los más variados terrenos mantienen activos a los seguidores del pedaleo. Una buena selección de tours de un día en las afueras de San José contempla a los volcanes Irazú y Poás, o el Valle de Orosi. Para algo más extenuante se pueden explorar desde las altas montañas de Talamanca, la Cordillera Volcánica Central, la de Guanacaste y Tilarán, hasta los valles y las llanuras del Caribe, el Pacífico Central y el Pacífico Sur.

Se calcula en más de 80 la cantidad de rutas por hacer, y en más de 400.000 las bicicletas que circulan en el territorio nacional, una cifra que asciende con la práctica del popular deporte.

Actividades todo el año. La afición por la bicicleta ha llevado a constantes actividades para elite o expertos, ciclismo de ruta, eventos recreativos y desde luego la participación en eventos internacionales.

En el país, algunos de los eventos más importantes son la Copa Nacional y el Campeonato Nacional, el Campeonato Panamericano, el Campeonato Nacional Ciclismo de Montaña, la Ruta del Sol, la Copa Endurance, el Reto de los Volcanes (volcanes Valle Central y Arenal), la Ruta de los Conquistadores (Puntarenas-Limón) y la Vuelta Internacional a Costa Rica, que se realiza desde 1964 durante el mes de diciembre. Hace poco años también se creó la Vuelta Femenina.

Viaje en dos ruedas

El estilo preferido de los amantes de la aventura es el "cross country", que lleva de un punto a otro más o menos distante por caminos todo terreno: carreteras secundarias, trillos y senderos vecinales y además con cierta dificultad técnica como pendientes, descensos o ríos. Otra posibilidad es el "descenso", extremo y arriesgado; consiste en bajar por una pendiente todoterreno, lo más rápido posible.

Quienes tienen buena resistencia física y buen nivel de conducción prefieren el "free-ride", se pierden en las montañas durante varios días o pedalean sin límites de tiempo ni recorrido.

Cuanto más inhóspito sea el terreno y más extremos los descensos, mejor.

Uno de los mejores lugares para la bicicleta de montaña es el cantón de Turrialba, con acceso a algunos sitios arqueológicos. Y desde ahí se puede llegar a la costa del Caribe, en uno o dos días con unas 16 horas de pedaleo. Es un recorrido de moderado a extremo.

El Cerro de la Muerte, con 3.451 metros de altitud, es el punto más alto de la Carretera Interamericana y hace parte del Área de Conservación La Amistad Pacífico. Se puede ascender por su páramo y al descenso enrumbar hacia las playas de la costa. El bosque lluvioso espera en los alrededores del volcán Arenal, con dificultades para subir y bajar por su territorio.

En el cantón de Sarapiquí, de la provincia de Heredia, calles de lastre y tierra atraviesan remotas comunidades. Monos aulladores, iguanas, insectos, mariposas y todo tipo de aves viven en su bosque húmedo. La dificultad es intermedia, en terreno plano y áreas con dunas y colinas.

El espectacular Parque Nacional Piedras Blancas es un refugio de vida salvaje, de Puntarenas, se localiza en Golfito, al sureste de la Península de Osa. Protege el único bosque lluvioso de la tierra baja del trópico del Golfo Dulce que permanece verde todo el año.

  • En esta actividad como en cualquier otra es necesario capacitarse, contar con el equipo adecuado y elegir cuidadosamente los lugares para practicar.
  • La bicicleta de montaña se ha diseñado especialmente para maniobrar en terrenos difíciles. Por lo general utiliza suspensión delantera y cada vez es más común la suspensión en la llanta de atrás. Son imprescindibles accesorios como rodilleras, espinilleras, coderas, guantes y el casco. Se recomienda vestir con ropa liviana (sintética), así como con el calzado apropiado e hidratarse.
  • Antes de salir hay que revisar la bicicleta. Compruebe el estado de la cadena, los cambios de marcha, la presión de las ruedas, los frenos y las pastillas. Lleve un juego de herramientas.
  • Mantenga la distancia con los vehículos, conduzca a la defensiva y sea muy prudente en los descensos. El invierno tiene muchos atractivos para no dejar de usar la bicicleta, pero también sea precavido.
  • Viajar en grupos con guía tiene la ventaja de que éste se encargará de monitorear la condición física de cada persona y de aconsejar qué hacer en cada etapa del recorrido. Por eso se recomienda.


Costa Rica, el mejor lugar para los ciclistas


En el mapa usted podrá localizar las zonas turísticas de Costa Rica, en donde puede realizar estas actividades. Sí requiere más información sobre alguna de ellas, contacte a su agente de viajes u hotel.

Planeando su viaje a Costa Rica

Logo